Volando! – 28/01/2011

Nota: Estoy posteando desde Frankfurt, lo de abajo lo escribi en el aeropuerto de rio!
El primer post fuera del país, estoy en el aeropuerto de rio de janeiro. La temperatura cuando llegamos era de 31ºC, y el aire acondicionado parece no estar prendido, la lata de gaseosa esta 3 dolares y faltan dos horas para que el avion despegue, unas 3, 4 horas para comer y me den un vaso de 200 ml de coca.
Una densa espera que se diluye escuchando el basta true estoy 4 y escribiendo algo para el blog.
Como todavia no pasó mucho y no vimos casi ningun lugar, mas que los aeropuertos, van un par de anecdotas:
· Anecdota 1: La idea era salir a las 11 de la mañana de castelar, para eso puse el despertador a las 9, habia que comprar algunos viveres locales para llegar a los futuros compañeros y tener para convidar. Los preparativos terminaron dilatando la salida hasta las 11.45, cargamos todo en el auto, llegamos a ezeiza a las 12.30, estacionamos el auto y antes de abrir la mochila me doy cuenta que no tenia la campera que tenia, gorro de invierno, guantes, bufanda y cuello, es decir todo lo necesario para abrigarme al llegar a los calidos 0ºC de Stuttgart. En conclusión mi viejo se fue con mi tia de nuevo a castelar consiguio la campera con todos sus accesorios y volvio a ezeiza, eso les llevo 2 horas llegando media hora antes de que entremos en migraciones
· Anecdota 2: En migraciones, le doy el pasaporte al aduanero, lo mira, mira la compu, lo vuelve a mirar, me mira y finalmente lo sella, agregando tenes un homonimo que se porto mal. O sea que hay otro guillermo paez con pedido de captura.
· Anecdota 3: Dando vueltas en el free shop siento algo raro como que se me caia y me golpeaba la pierna. Por mucho que busque no pude darme cuenta que era, me entere recien cuando bajando en la manga aca en rio, se me cae el coso para llevar la guita, de casualidad lo vi y me salve de perder mucha plata.
Ah la bolsa donde meti los viveres que conte se me termino rompiendo, por lo menos habia puesto dos bolsas, espero llegar sin que se rompa esta otra.
Por ahora me despido desde el aeropuerto, sigo escuchando «basta» y me voy a jugar un rato a lo jueguito.
Saludos!!!!
Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *