Schönes Wochenende (Primer finde de febrero 2011)

O buen fin de semana, es el nombre de un ticket para tomar trenes aca en alemania. Comprando este ticket hasta 5 personas pueden viajar todas las veces que quiera en trenes que no sean de alta velocidad durante el sabado y domingo. De todos modos el ticket aun no lo hemos comprado pero no creo que falte oportunidad.

Ya entrada la semana hago un pequeño resumen de lo que fue el primer finde en Stuttgart, que la verdad estuvo muy lindo. Arrancamos el viernes con unas pizzas porteñas. Costo conseguir los recursos, el harina y la levadura fueron algo relativamente facil. La traduccion de levadura nos costo pero pudo razonarse a partir de una cerveza. El tomate fue uno tipo cica, pero la mozarrella casi no hay, es cara y de mala calidad. Pero bueno, lo mezclamos con un queso preparado para pizza que hay aca y salio bastante rico. A casa vienieron leo, ceci y luis (un amigo de soledad). Martin, nuestro compañero de cuarto tambien se prendio.
Acabada la cena Martin nos habia invitado a un bar cerca de nuestro pueblo, fue el con un amigo en su auto y leo y yo en el auto de Tom, otro de nuestros compañeros de cuarto. Sole se quedo en casa y luis y ceci se fueron a las suyas. El bar estaba bueno, estuvimos charlando con Tom, martin se fue con sus amigos del colegio, mientras tomabamos un par de hefeweizen, una cerveza tipica de la region de bavaria (si no me confundo) que ya la estoy extrañando pensando que en buenos aires no hay.
Como Tom se tenia que ir nos tiro en stuttgart y seguimos dando un par de vueltas por ahi. Despues de un rato de sólo recorrer nos fuimos a dormir.
El sabado estuvo bastante linda, en el cielo habia un cuerpo brillante al que no se lo podia mirar directamente y el resto del firmamento era de un color que casi no podría describir. Si loco, habia salido el sol la pu… que lo pario. VAMOS. Era la primera vez que lo veíamos desde el sur de Alemania y la temperatura alcanzo los dos digitos en el viejo continente (o al menos en la ciudad donde estabamos). Nos encontramos con Nadia, una amiga rusa que habia hecho la otra vez en Viena. Recorrimos un parque enorme que hay cerca de la estacion principal de trenes y estuvimos jugando un rato con una pelota de futbol americano que tenia su novio y unos amigos. Lo extraño era que solo se pasaba la pelota. Para terminar el dia en el parque, mientras ellos hacian malabares, leo cebaba unos mates.
Cuando las sombras ya eran largas, nos dijeron que ellos se estaban yendo.
Seguimos caminando por el parque.
Algunos lagos, como en Frankfurt, tenian el agua congelada. Los pajaros caminaban sobre ella y unos nenes se divertían arrojando unos trozos de hielo sobre la superficie donde se estrellaban y explotaban en muchos pedacitos, senti envidia por ellos.
Despues de caminar bastante decidimos volver a Gärtringen a ver si nos encontrabamos con Sole, como leo tiene pase para 4 zona de trenes y yo para otras 2, por ser fin de semana, podiamos ir y volver por ese trayecto cuantas veces quisieramos. Primero yo viajaba gratis por el pase de leo y luego sever la (que es como se deberia decir y no al verres). Buah. Cuando llegamos sole no estaba, como no teniamos ganas de cocinar compramos unos patys, que cuando lo abrimos no eran patys, era carne picada!!!!!!! Por que ponen la foto de una hamburguesa entonces?????? Hicimos la carne picada con un condimento para hamburguesas que habia comprado yo por equivocacion pensando que era «carne deshidratada» o algo asi. Sí, la verdad no se que se me paso por la cabeza en ese momento. La cosa es que con todo eso mezclado y el queso cheddar las hamburguesas quedaron de 10.
Sole llego, pero no queria volver a ir a Stuttgart, ella tambien habia estado alla pero con Luis. Nosotros teniamos ganas de ir y tomar otras Hefe. Fuimos.
El domingo estuvo muy lindo tomamos mates con otro de los tantos amigos de Soledad, Matias. Cuando se fue subimos un pequeño cerro que hay en la ciudad, no es muy alto pero se pudieron sacar buenas fotos. A la vuelta de paso por lo de leo cenamos un Kebab y nos fuimos a ver a Matias jugar al volley. El gimnasio era increible. Lamentablemente los chicos perdieron. Ya eran las 10 de la noche, taza taza. A preparse para el primer lunes de trabajo, que paradojicamente fue el ultimo de los primeros.
Marcar el enlace permanente.

Un comentario

  1. Jugate con algún tilde maestro 😉

    Saludos!

    El grammar Nazi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *