Hoi An y las playas prometidas (23 al 25 de octubre de 2011)

Hoi An es un hermoso pueblo con notable influencia japonesa, caminar por sus calles en la noches iluminadas con las lámparas de papel es un verdadero placer. Allí realmente logramos descansar y relajarnos un poco del stress que imponen las ciudades vietnamitas.
Pasamos unos tres días en la ciudad, donde recorrimos su centro, pero más que nada, visitamos su playa, la playa prometida, donde simplemente no hacimos nada, nos tiramos a descansar en sus reposeras o hacíamos la sobremesa con los pies en la arena para luego nadar un poco en sus aguas que si bien era cálidas, no eran tan claras como otras que habíamos visto.

Para completar nuestros deleites en ese bello pueblo, conocimos el Café 43, un restaurante familiar, donde la sonrisa era el plato común a todos los comensales, la comida super freca y la cerveza a 0.15 usd el chop, y nos volvimos a encontrar con nuestros amigos Jeremie y Katerina, una pareja franco-checa que se comunica en español y que sin quererlo coincidimos en varias ciudades, para charlar y ponernos al tanto de nuestro viaje.

Cuando dejamos Hoi An, la pena no fue tanta, ya que seguiríamos yendo hacia las playas, pero esta vez la ciudad anfitriona sería, Nha Trang.


Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *