Roma, Vaticano, Pisa (28/04/11 – 30/04/2011)

Muy inteligentemente creía haber organizado el viaje para no estar en semana santa en roma, que si bien me parecía una experiencia más que interesante, la muchedumbre de fanáticos religiosos (aún más que la imagen musulmana impuesta por el creador de propaganda occidental, estados unidos) iban a impedir el disfrute pleno de esta ciudad, que bastantes cosas hermosas tiene para enseñarnos. Sin embargo no fue así, si bien la semana santa había pasado, lo que venía en ese fin de semana era la canonización de Juan Pablo II, aquel buen hombre que se oponía al uso del preservativo, y, como leí en algún chiste de humor gráfico, ahora que es santo quizás pueda curar el SIDA en áfrica. Esto hizo que la ciudad estuviera repleta, más aún que de costumbre, y una horda de feligreses podía encontrarse en cada esquina, … Seguir leyendo