Dresden (24 y 25 de julio de 2011)

Fin de semana de por medio en recuperación de mi pequeña cirugía en el pie iríamos a nuestro nuevo destino, Dresden. No quería irme de Alemania, sin antes conocer lo que había sido una ciudad perteneciente a la URSS.
Llegamos luego de un largo viaje, unas 8 horas, recorrimos la ciudad, totalmente reconstruida, ya que casi desapareció del mapa en la segunda guerra mundial, con el triste record de ser la más bombardeada en Alemania. Sin embargo la reconstrucción mantuvo el estilo y todos sus monumentos parecen de época, y cuentan con una gran belleza. Palacio, iglesia, catedral, museos, todos muy lindos.
Luego de recorrer la ciudad nos fuimos al hostel y de ahí a los 3 castillos, ahora convertidos en hoteles o restaurantes, donde se puede apreciar una linda vista, a orillas del rio Danubio (si no me confundo). Cerramos la noche, yendo a un bar para locales, donde el mozo nos trajo lo que quiso, ya que no hablaba inglés, y no entendimos que nos argumentó en alemán (quizás ruso).
El domingo fue corto, queríamos visitar la iglesia, sumamente hermosa, el río donde antes no habíamos podido pasar y algunos monumentos más, así fue que decidimos volver a casa al mediodía para no llegar tan tarde.
Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *