Vigo en familia

Compartir nota:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Hacía tres noches que estábamos durmiendo en el auto. Al despertarnos en la estación de servicios, quizás por vergüenza, sin importarme el frío, decidí, al menos lavarme el pelo en el baño del restaurante antes de tomar el desayuno.

Visitamos la catedral de Santiago de Compostela y rápidamente emprendimos camino a Vigo, donde unos familiares, algunos dirían lejanos, nos esperaban sin siquiera conocernos. Viajamos algo así como dos horas y luego de manejar por las pequeñas calles de Vigo nos encontramos con la prima segunda de la mamá de Mariana. Devolvimos el auto y esperamos en el aeropuerto que nos pasara a buscar su hija, Patricia, con su novio, David.

DSCN2716

La “distancia” en el parentesco poco pareció importarle a la familia de Maru, sino que cada uno de sus integrantes nos recibió y trató, no sólo como familia o amigos, sino como verdaderos reyes. La habitación enorme con baño en suite que nos dieron sólo para nosotros ya era un lujo increíble y cada una de las cenas fue un verdadero banquete en nuestro honor. Desde la primera noche, hasta la parrillada del domingo al mediodía que nos preparó Gerardo para despedirnos.

DSCN2742

Aprovechamos los primeros días para reponer energías y aprovechar la casa ya que no sabríamos cuándo volveríamos a disfrutar de tales comodidades. Todas las noches nos reuníamos con la familia a disfrutar de los exquisitos manjares que Carmen preparaba para nosotros y compartir una charla muy amena.

DSCN2766

Cuando estuvimos listos para salir a pasear hicimos la primera salida al centro de la ciudad, visitando y recorriendo los castros, ruinas de la antigua civilización Celta predominante en la zona. Caminamos por el monte castro y sacamos unas hermosas fotos a las islas Cíes, las cuales no pudimos visitar debido al frío clima. La tarde siguiente hicimos el famoso City Tour, pero guíados por David y Patricia. Sacamos las fotos de rigor, a esos monumentos que nadie entiende por qué están donde están. Luego a pesar del frío, visitamos una hermosa playa que la recorrimos tomando un rico helado.

DSCN2786

El sábado, en un viaje de todo el día, visitamos la ciudad fronteriza La Guarda. Caminamos por sus imponentes castros e hicimos una visita a Portugal. Aunque en pocos días iríamos a este país, una visita anticipada no venía nada mal. Terminamos la noche en la casa de Joaquín, hermano de David, donde comimos unos exquisitos bocatas típicos de España.

Luego de haber pasado casi una semana con esta maravillosa familia, tuvimos que despedirnos para seguir nuestro camino. En este caso, a Oporto, Portugal.

DSCN2774

Compartir nota:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
Enlace para bookmark : Enlace permanente.