Estocolmo (08/09/2011 – 10/09/2011)

Y llegamos a Estocolmo nuestro último destino en el norte de Europa. Unos frescos 10ºC nos recibirán para darnos un poco de aire antes de llegar a la península Ibérica. Allí nos hospedó una pareja bastante dispareja, Hannu y María, él solía trabajar en las misiones de “paz” de la OTAN en Afganistán, y poseía un reloj con la cruz esvástica y un buda y varias medallas de las misiones en las que participaba, entre ellas una con la cruz de hierro alemana, un tanto escabroso. Por su parte María, siempre solía trabajar para ONGs y ahora planeaba irse a Sudán, donde la ayuda es realmente necesaria.

En tanto a nuestro recorrido allí, consistió básicamente en perdernos por la ciudad, caminar por sus islas y tomar algunos mates en hermosos paisajes, visitar su municipalidad a la orilla del lago, mar, o río, no se muy bien qué era, en un espléndido día soleado. Al mediodía volvimos a la casa de nuestros anfitriones y aprovechamos para almorzar unos ricos fideos con KaniKama (o como se escriba), ellos estaban trabajando así que teníamos la casa para nosotros solos, luego de almorzar volvimos a salir e intentamos tomar un barco bus con nuestro ticket de transporte público, pero en esta ciudad no funcionó, con lo que fuimos a nuestra isla de destino caminando, donde tomamos unos mates y descansamos de la larga caminata disfrutando de la vista.


El día siguiente, antes de nuestra partida, volvimos a tomar el magnífico desayuno que nos preparó Hannu, que por ser sábado, fue a las 8.30 de la mañana. Luego fuimos a un típico mercado donde van ellos a comprar las verduras los sábados, magias que nos permite el Couch Surfing, pudimos ver cómo los suecos compran sus frutas directamente a los granjeros, aunque pagando un precio aún más caro que en el supermercado, ¿no debería ser la compra directa a los granjeros un beneficio no sólo en calidad sino también en precio?


Finalmente Hannu nos mostró unas vistas muy bonitas de la ciudad desde su isla y luego nos volvimos a su casa, ya que queríamos viajar lo más pronto posible y prepararnos para nuestro vuelo a Sevilla.



Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *